Viáticos y gastos de viaje de negocios, ¿cuáles son deducibles?

Un viaje de negocios puede impactar la rentabilidad de una empresa de forma positiva o negativa, es por eso que se debe llevar un buen control de los gastos y viáticos para hacerlos deducibles de impuestos.

Lo primero es saber que los viáticos deben ser los gastos estrictamente indispensables para la operación empresarial y realizados por personas con una relación laboral directa.

¿Qué se puede deducir por concepto de gastos de viajes de negocios?

De acuerdo a lo contenido en la Ley del Impuesto Sobre la Renta, los viáticos o gastos por viajes de negocios deducibles de impuestos son los siguientes:

Alimentos

La alimentación es uno de los gastos de viaje de negocios  más representativos. Para la deducción de estos desembolsos es importante considerar el lugar en el que se realizan los pagos.

Si los gastos de alimentación se efectúan en territorio nacional, el contribuyente puede deducir hasta $750 pesos mexicanos diariamente. Es importante contar con el comprobante fiscal que ampare el pago.

Si el pago por concepto de alimentos se realiza en el extranjero, el límite de deducibilidad incrementa hasta $1500 pesos mexicanos a diario.

Los montos que excedan a los límites antes señalados no serán deducibles para efectos del impuesto sobre la renta. Esa diferencia debe ser consultada por un especialista fiscal para optimizar la carga tributaria.

Deducibilidad de hospedaje en un viaje de negocios

Si la persona que realiza el viaje se hospeda en el extranjero, puede deducir hasta $3850 pesos mexicanos diarios. Sin embargo, la ley no establece un límite para el hospedaje dentro del territorio nacional. 

Ahora que la autoridad fiscal cuestiona el sustento material de las operaciones, conviene incluir más documentación adicional al comprobante fiscal. 

Por ejemplo, se pueden insertar los boletos del estacionamiento, los tickets de consumos adicionales en el hotel, así como los distintivos que suelen entregarse a los visitantes. Todos estos elementos servirán para reforzar la convicción de que el servicio de hospedaje sí se prestó.

El alquiler de autos para deducir impuestos

Este es uno de los gastos de viajes de negocios que puede brindar mejores opciones tributarias. Inclusive muchas empresas ven conveniente el alquiler de autos como una opción a la adquisición de vehículos, de acuerdo al convenio empresarial realizado con la agencia de renta de transporte empresarial como Alamo.

Cabe destacar que la ley permite la deducción por compra de carros hasta por $175 000 pesos mexicanos. En cambio, el alquiler de automóviles es deducible hasta $850 en territorio nacional y en el extranjero.

A los costos del alquiler de autos también se pueden incorporar otros gastos relacionados. Esta precisión que hace la ley permite que los contribuyentes puedan adicionar otros conceptos que son muy comunes a la hora de realizar un viaje de negocios en un vehículo rentado.

Un punto relevante a considerar es que los viáticos pueden ser deducibles si las erogaciones se han realizado más allá de una franja circundante de 50 kilómetros a la redonda de donde se ubique la empresa o establecimiento. Si estos gastos se realizan dentro de esta faja, no podrá deducirse ningún pago por viáticos.

Asimismo, es importante amparar todo gasto con un comprobante fiscal digital por Internet. Este debe ser emitido con los datos fiscales de la empresa que hará los pagos y no con los del trabajador. 

Ventajas de un plan empresarial de alquiler de autos para deducir impuestos

En primer lugar, la cifra por año para deducir impuestos por la renta de autos supera por mucho el límite fijado para la deducibilidad de la compra de un auto, ya que el alquiler tiene un tope diario, pero no un total máximo.

Además, se evita el pago del impuesto sobre automóviles nuevos, ya que esa contribución la paga la agencia. Otro beneficio, es que el usuario tampoco tiene que pagar tenencia ni verificación vehicular obligatoria en materia ambiental.

Sumado al ahorro financiero y tributario para la rentabilidad de las empresas,  la comodidad de realizar viajes de negocios en vehículos limpios y en excelente estado asegura los traslados con puntualidad para incrementar la productividad. 

Alamo facilita la deducibilidad de los viáticos y tiene la opción de realizar convenios personalizados a las necesidades de cada empresa para el alquiler de autos de transporte empresarial o viajes de negocios. Da click aquí y comienza a contactarnos.

Según estudio, el alquiler de autos crece en preferencias de movilidad por esta razón

El alquiler de autos en México atraviesa un auge de acuerdo a un reciente estudio alemán que reveló un crecimiento sostenido en las preferencias como transporte ejecutivo y para la movilidad por sus ventajas de ahorro y comodidad.

Según ese estudio, durante 2019 cerca de 3.4 millones de mexicanos se inclinaron por la renta de autos. Las estimaciones son que para 2022, 3.8 millones de conductores prefieran el leasing automotriz incrementando los ingresos en la industria para el 2023 a 829 millones de dólares.

Y aunque comprar un auto tiene sus ventajas, puede ser un gasto fuerte para la economía de las empresas, por gastos de mantenimiento e imprevistos.

Además, frente a las desventajas del transporte público, muchos usuarios optan por solicitar taxis o unidades por aplicación, lo que incrementa el gasto en transporte y, dependiendo de la frecuencia, puede llegar a sobrepasar los gastos mensuales que implica un auto propio.

Los conductores y usuarios de transporte por aplicación se están percatado de la existencia de otras opciones que a la larga resultan mejor: la renta de autos o el transporte ejecutivo.

¿Por qué el alquiler de autos  con Alamo se vuelve una opción atractiva?

 

Las empresas que tienen flotillas de automóviles desembolsan mucho dinero mes con mes en mantenimiento, refacciones, seguros, trámites, y una enorme lista de innumerables imprevistos que un auto comprado conlleva.

Pero ¿qué pasa cuando se deciden a la contratación de alquiler de autos? Tienen acceso a diferentes ventajas, desde ahorro en tiempo y capital con tarifas fijas hasta beneficios fiscales.

Ventajas de la renta para transporte ejecutivo

Ahorro en tiempo y dinero

Comenzamos con un beneficio muy importante y atractivo para muchas empresas: Disminución de gastos. Se evita el pago de todo lo que implica ser propietario de varios autos, representando un ahorro considerable de acuerdo con los ejemplos de gastos que se enunciaron anteriormente.

Ahorro de tiempo. Las empresas dejan de preocuparse por tener que llevar a mantenimiento, verificación o revisión a sus automóviles. El chofer o personal que tienen asignado para ello puede ser reasignado a nuevas actividades.

Además con el pre-check in de Alamo el ahorro en tiempo es mucho mayor para aumentar la productividad.

Logística. En el caso de empresas que necesiten entregar o transportar mercancías, tener acceso a vehículos en buenas condiciones, siempre disponibles, les permitirá tener mejoras en sus procesos al concentrarse solo en el diseño de sus rutas y no en si sus autos propios están en posibilidades de hacer un viaje.

No hay un impacto por depreciación. Al sacar un auto nuevo de una agencia, su valor sufre una depreciación de forma inmediata, misma que se va incrementando mes con mes. El servicio de renta de autos lo evita, ya que la que absorbe la depreciación es la empresa que brinda el servicio.

Las empresas que alquilan automóviles aprovechan la ventaja fiscal que esto tiene. Existe la posibilidad de deducir hasta el cien por ciento de los impuestos por el pago de la factura del servicio.

Acceso a autos de alta gama

El contratante del servicio tiene acceso a una amplia variedad de vehículos desde autos deportivos, transporte ejecutivo, de lujo, camionetas, marcas top, SUVs, que podría ser imposible de pagar para muchos conductores.

Cambio de modelo de auto. De acuerdo con el contrato que se firme o el plan seleccionado, el conductor tendrá acceso a cambiar el modelo del auto que alquile con cierta periodicidad e incluso llegar a comprarlo a un precio más accesible.

Mejoran su imagen. El personal y los ejecutivos comienzan a transportarse en vehículos más nuevos, en buenas condiciones, lo que genera una imagen positiva y de confianza entre sus clientes.

Además de esto, en Alamo existe la posibilidad de acceder a un plan personalizado para cada negocio, con facilidades de tarifas fijas, de opciones de pago, plazos desde horas hasta meses, pre check-in, auto sustituto, entre otros beneficios.

Solicita asesoría directa para disfrutar las ventajas que ofrece Alamo en alquiler de autos y transporte ejecutivo.

¿Cómo es el auto ejecutivo soñado de todo empresario?

En el mundo de los negocios la movilidad eficaz es muy importante para llegar a reuniones de trabajo en tiempo y cerrar contratos, por lo que un auto ejecutivo es clave para lograr este objetivo. 

No cualquier carro se adapta a las exigencias y necesidades de este tipo de clientes que buscan ciertas características de transporte que a continuación enlistamos.

El auto ejecutivo soñado

Diseño

Para la mayoría de estos usuarios el diseño es sumamente importante por ser la primera impresión al llegar a cualquier lugar. El auto ejecutivo soñado debe ser aspiracional y transmitir modernidad, vitalidad pero también elegancia, sobriedad y exclusividad.

Los colores más solicitados en la renta de carros para transporte empresarial son rojo, negro o azul, ya que estos colores favorecen la silueta, características y diseño del vehículo.

Equipamiento

En el día a día de los empresarios debe haber poco margen de error, la planeación de actividades debe salir en tiempo y forma. Es por eso que el auto ejecutivo debe estar equipado con lo último en tecnología como sincronización con smartphones, pantallas táctiles, un sistema de seguridad inteligente, airbags, sunroof y por supuesto un circuito integrado de audio para completar la experiencia durante el viaje.

Conectividad

Vivimos en un mundo conectado, hoy los fabricantes de coches se preocupan cada vez más por ofrecer tecnología de carros autónomos que incluyen la interacción con los demás vehículos o con la infraestructura de la ruta como (banquetas, semáforos, señales de tráfico, tránsito, lugares cercanos, etc.).

Además de disponer de sistemas de infoentretenimiento que permitan sacar provecho de aplicaciones del smartphone para el automóvil. Esta es una tendencia de movilidad que el transporte ejecutivo estará disfrutando cada día más.

Comodidad en el auto ejecutivo

Para cerrar con broche de oro la experiencia del viaje otra característica imprescindible es el confort . Los ejecutivos se caracterizan por trabajar con altos niveles de estrés que deben saber manejar muy bien, para eso requieren vehículos con asientos amplios y materiales cómodos como el cuero que además tiene una apariencia elegante. 

Por otro lado, los accesorios portables pueden marcar la diferencia a la hora de elegir el coche ideal.

Exclusividad

Hemos llegado a lo que caracteriza un auto ejecutivo, la exclusividad. Mientras menos personas se transporten en dicho vehículo, mejor se sentirán, siendo un elemento aspiracional y motivacional de gran peso. 

Al cumplir con este listado de características seguro es el auto ejecutivo más deseado por empresarios para su movilidad. Sin embargo, algo básico a tomar en cuenta es el mantenimiento para un perfecto desempeño. 

Es por eso que en el mundo de los negocios se recurre a la renta de autos de Alamo para gozar de beneficios exclusivos que aseguren un buen funcionamiento en los carros para un transporte eficiente y el pre-check in para ahorrar tiempo.

En Alamo para empresas recibe atención personalizada para satisfacer tus necesidades de movilidad. Contacta con un asesor aquí.