Las más hermosas ofrendas a los muertos al sur de México

Las más hermosas ofrendas a los muertos al sur de México

Es una gran tradición que vale la pena ver. Las más hermosas ofrendas a los muertos están en Oaxaca al sureste de México, ¿las conoces? ¡No te las pierdas!

Las ofrendas de muertos son una tradición muy mexicana hechas cada 1º y 2do. de noviembre para honrar a los que ya no están con nosotros. En ellas, se colocan en una mesa la foto de la persona que nos dejó junto a alimentos, dulces, frutas, pan de muerto y alcohol, adornado todo con flores de cempasúchil y colorido papel picado.

Desde el 31 de octubre, las personas en Oaxaca se preparan para armar sus ofrendas. Compran las viandas que serán incluidas en ellas, buscan o hacen el papel picado de colores, compran veladoras, fruta, cacao, pan de muerto y café.

De la misma manera, preparan platillos, como el tradicional mole, que serán puestos en las ofrendas así como buscan objetos personales de las personas que ya no están y serán ofrendadas. Es una tradición que une familias, pues todos cooperan para hacerlas.

Ofrendas a los muertos importantes

Ofrenda de Yalálag
Honrar a los muertos y pensar en ellos es algo que los mexicanos hacen cada año. En Oaxaca, la Ofrenda de Yalálag es una de las más famosas.

Esta ofrenda se pone en la Sierra Norte, en un pueblo indígena zapoteco. La tradición comienza unos días antes, cuando las personas van al cementerio a visitar a sus difuntos. Ese día, las tumbas son limpiadas para invitar a los muertos a que regresen.

Entre el 30 y 31 de octubre se coloca la ofrenda. Esta incluye caña, un pan con forma humana, mezcal con gusano y tamales de frijol.

Se espera la llegada de los difuntos el 1 y 2 de noviembre y el 3 y 4 del mismo mes se acompaña a los difuntos de vuelta al panteón. Es importante mencionar que ese día se les pide una disculpa si no fueron atendidos de forma correcta.

Ofrendas en Santa Cruz Xoxocotlán
En Santa Cruz Xoxocotlán la tradición dicta que, el 30 de octubre, se colocan las ofrendas y el 31, a las 3 de la tarde, las campanas de las iglesias repican para reciben a los “angelitos”. Se les hace un camino de pétalos de cempasúchil que los dirige a la puerta de la casa que tiene la ofrenda.

Ahí hay copal que humea en un pequeño brasero. El objetivo del copal es purificar el alma de los difuntos que vendrán y nada debe tocarse en la ofrenda a partir de ese momento.

El 1º de noviembre se despide a los angelitos y, a las 3 de la tarde, repican las campanas de las iglesias para indicar la llegada de los difuntos mayores. El día siguiente, a las 3 de la tarde, se despiden de ellos con incienso y las viandas de la ofrendas se regalan a los compadres.

Visitar las tradiciones del Día de Muertos es algo que vale la pena ver. Este noviembre dirígete a Oaxaca, renta un auto y aprende de las tradiciones mexicanas que impactan y conmueven al mundo entero.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *