Evita la depreciación de los autos en tu empresa

alamo-blog-febrero-semana3

La depreciación de un auto consiste en la pérdida gradual de su valor original. Algo imposible de evitar que comienza al momento mismo de su compra. Por ello, una excelente forma de prevenir la pérdida es la renta de autos para empresas. Ahora bien, ¿cómo funciona la depreciación?

¿Por qué se devalúan los autos?

Apenas al salir de la agencia, un vehículo nuevo va a perder hasta un 27 % de su valor de factura. Cuando compramos un vehículo nuevo, al igual que ocurre con todos los bienes, es totalmente imposible que al intentar venderlo podamos recuperar el valor total que gastamos en él. Por ley natural, todas nuestras cosas comienzan a devaluarse conforme pasa el tiempo; pero en el caso puntual de los autos, esa devaluación monetaria tiene diferentes factores y detonantes que pueden causar pérdidas en su valor

La principal causa de pérdida de ese primer 27 % en su valor se debe al factor psicológico: ya no es un “cero kilómetros recorridos”. Además de ello, no olvidemos que el precio original del vehículo ya incluye impuestos como el IVA e ISAN, dos impuestos que ya no podrán ser cobrados por el propietario al querer revender su vehículo

Además de la fuerte pérdida del 27 %, los autos tienden a devaluarse cerca del 10 % de su valor por cada año que pasa, lo que representa el 60 % de pérdida del coste neto del vehículo durante los primeros 5 años.

¿Cuáles son los autos que peor se devalúan?

Al contrario de lo que podemos llegar a creer sobre que todos los autos sufren una pérdida equivalente en su valor, la realidad es que no es así. En el caso de los coches, hay diferentes factores que determinan esta pérdida. El principal factor de devaluación es que los autos pertenezcan a una gama alta, debido a que estos coches necesitan de un mantenimiento más costoso y tienen un mercado meta muy reducido. 

Por otro lado, los coches de menor gama, con un mantenimiento mucho más económico y que tienden a tener una buena relación de rendimiento del combustible, son aquellos con una menor devaluación a través de los años.

¿Cómo afecta esa devaluación al transporte empresarial?

Imaginemos el fuerte impacto de más de un 10 % de pérdida anual sobre el valor de factura afecta a toda nuestra flotilla. Representa una pérdida considerable si tenemos en cuenta que, para que tu empresa genere competitividad, deberás contar con unidades recientes que las necesidades empresariales puntales exigen.

Si tomas la decisión de adquirir nuevos vehículos liquidados en un solo pago, vas a encontrarte con dos enormes desventajas, que van a afectar a tu empresa en respecto a su competencia: la descapitalización y tener un menor número de vehículos.

Ahora bien, si optas por la opción más común para adquirir flotillas, que es comprarlas mediante financiamiento, nos encontraremos con un enorme margen de pérdida al pasar los años. Puesto que, adquieres una deuda que será imposible de liquidar si quieres vender los vehículos para renovarlos. Lo cual dejará a la empresa desactualizada y fuera de la alta competencia; o lo que es peor, resultará una pérdida enorme de efectivo, que se ve más preocupante al incrementar el volumen de autos adquiridos. 

¿Podemos evitar la devaluación de vehículos mediante la renta de autos para empresas?

El esquema de arrendamiento está ganando cada vez más popularidad entre quienes se dedican al transporte empresarial en México.

Al contar con unidades modernas y de alta seguridad, las empresas generan confort para sus clientes y se vuelven altamente competitivas dentro del sector. 

El arrendamiento o leasing representa una gran oportunidad para renovar y ampliar nuestras flotas evitando la devaluación de los vehículos. Además, añade nuevas ventajas:

1.No pagas enganche 

Esta es la principal diferencia entre un financiamiento y un arrendamiento: no se nos pide un enganche por el vehículo, lo cual ayuda considerablemente y reduce el margen de riesgo.

2. Te libera de obligaciones

Al tratarse de un sistema de arrendamiento, como su nombre indica, el vehículo no es de tu propiedad, lo cual libera a nuestras empresas de distintas obligaciones como las tenencias, verificación del vehículo, seguro, etc. 

3. Deducción fiscal

En gran parte de las ocasiones, el sistema de arrendamiento puede ser deducible en un 100 % para tu empresa. Esto, además de no descapitalizar, representa un enorme beneficio entre mayor sea el volumen adquirido.

En Alamo sabemos que la mejor opción para evitar la devaluación es el arrendamiento de transporte empresarial, por lo que brindamos a nuestros clientes la mejor alternativa profesional con increíbles beneficios.

  • Tarifas fijas en todo el país sin temporalidad.
  • Tarifas preferenciales en todo el extranjero.
  • Diferentes opciones de pago.
  • Prioridad de reservación y entrega del vehículo.
  • Auto sustituto.
  • Protecciones del auto según las necesidades de la empresa.
  • Tarifas preferenciales en vuelos con nuestro socio comercial TAR.

No esperes más y realiza una cotización personalizada acorde a tu perfil empresarial. ¡Comienza a ahorrar gracias a la renta de autos para empresas!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest