3 ejemplos de economía colaborativa que pueden servirte

3 ejemplos de economía colaborativa que pueden servirte

Los siguientes ejemplos de economía colaborativa que pueden servirte para emprender una nueva aventura: nueva marca, sector o fundar tu PyME.

La economía colaborativa ha roto con el modelo económico tradicional en el cual tenías que invertir demasiado dinero para poder tener tu propio negocio. No más.

Ahora es posible disminuir costos y, gracias a la tecnología, hay oportunidad de obtener, por ejemplo, 30% de descuento pagando en línea. En décadas anteriores no era posible, pero ahora está a tu alcance.

Ejemplos de economía colaborativa

Gracias a la ayuda de la tecnología, cada vez son más personas que se benefician de este tipo de modelo económico en donde tanto inversionista como consumidor encuentran grandes ventajas, pues se ofrecen servicios a menor costo a los consumidores y menor inversión a las personas que desean conseguir ingresos extra.

Esto, por supuesto, no significa que todo sea gratis o haya que hacer menos esfuerzos: todo lo contrario, la competencia es mayor, pero también es más redituable si tienes claro hacia dónde quieres ir.

  1. Pon a trabajar tu automóvil: la mayoría de las personas ocupa su automóvil solamente los fines de semana, de lunes a viernes lo tienen estacionado prácticamente todo el día.
    Actualmente se desarrollan ideas de movilidad en las cuales, en un futuro, será posible utilizar un coche por tiempo determinado y dejarlo en tu lugar de destino. Posteriormente, otro usuario lo abordará y llegará a otro destino. Otro usuario hará lo mismo y así, sucesivamente.
    Estos ejemplos de economía colaborativa reducen el estrés, mitigan la contaminación, decrementan los gastos y es una oportunidad de transportarse de manera más eficiente sin tener que comprar coche.
  2. Renta tu casa a viajeros: esta es una de las plataformas tecnológicas que ha tenido mayor empuje en los últimos años. Personas de todo el mundo que tienen habitaciones extra o departamentos vacíos, entran a la plataforma para que gente de cualquier parte del mundo que va de viaje a su ciudad pueda rentar por días, semanas o meses el inmueble y pueda sumergirse en la cultura del destino
    De esta forma, el turista evita rentar hoteles con ambientes fríos y genéricos y llega a casa de un habitante de la ciudad a generar lazos.
    Si tienes algún departamento o habitación que puedas rentar y estás abierto a compartir espacio con todo tipo de persona, esta plataforma es la ideal para ti.
  3. Vende tus creaciones: existen plataformas en la red que te permiten subir tus productos para que puedas venderlos, a modo de tienda en línea.
    Te ofrecen la plataforma completa y armada solamente para que subas las fotos de tus productos, les des una categoría y personas de prácticamente todo el mundo puedan comprar lo que ofreces.
    El plus es que no tienes que invertir en un sitio web con su tienda en línea y hacer toda la logística de envío, estas empresas ya te ofrecen todo el modelo de negocio de ventas, desde la plataforma para vender hasta la distribución y el envío.

Sin duda, este nuevo tipo de modelo de negocio ha venido a revolucionar el mundo y puedes verte beneficiado si elijes el que más te convenga, tanto si eres inversionista como si eres consumidor.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *