Comiendo Saludable en Vacaciones: En el Avión

nota-alamoplane

Muchas veces, comer saludable durante las vacaciones puede ser todo un reto. Las tentaciones de la comida chatarra empiezan a aparecer en cuanto ponemos la palabra “vacaciones” en nuestra mente. Y aunque podemos dejar pasar algunos gustos un par de veces, la mayoría de nosotros queremos mantener los hábitos de alimentación saludables para nuestra familia mientras viajamos.

Echa un vistazo a estos simples tips sobre cómo tomar decisiones saludables cuando las opciones son limitadas.

  • Antes de Tu Vuelo: Come algo saludable antes de dirigirte al aeropuerto y empaca snacks nutritivos para llevar en tu bolso. Aunque muchos aeropuertos cuentan con tiendas que ofrecen paquetes de snacks saludables para llevar, hacer tus propios snacks te ayudará a ahorrar dinero y te dará más control sobre tus opciones de comida. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades recomienda que incluyas frutas firmes como las manzanas, verduras limpias y picadas como apio y zanahorias, quesos bajos en grasa, galletas integrales, y opciones de alto contenido proteico como almendras. Y aunque los viajeros tienen un límite de 3 onzas de liquido al viajar, los lineamientos del TSA (Administración de Seguridad en el Transporte) para viajar con niños sugiere algunas excepciones.
  • Durante Tu Vuelo: Toma agua- después toma más agua. Las bebidas carbonatadas y alcohólicas no te hidratan lo suficiente y contribuyen al que sufras de jet-lag. Recuerda que los alimentos grasosos con azucares añadidos te harán sentir cansado y pesado, pero las proteínas te darán energía y te dejan una sensación de estar satisfecho. Para vuelos más largos, considera llevar contigo una pequeña hielera con ruedas como un artículo de mano. Mantén tus alimentos frescos usando paquetes de gel refrigerante, los cuales están permitidos siempre y cuando estén completamente congelados durante la inspección de seguridad. ( Si están derretidos, la regla de las 3 onzas aplicará) Llevar contigo una hielera te permite guardar opciones más saludables y frescas para ti y tu familia, para que coman en el avión o en el aeropuerto en caso de un vuelo retrasado.
  • Después de Tu Vuelo: Evita el jet-lag y la fatiga manteniéndote hidratado. Antes de tomar la carretera, llena tu botella de agua y lleva contigo una manzana o naranja. Los cacahuates, las almendras y las nueces ayudan a satisfacer el hambre y darte energía. Mantén un suministro de estos alimentos contigo o en tu auto de renta para estar preparado en caso de un ataque de hambre.

Los más importante es divertirse y disfrutar- incluso cuando tus hijos insisten en comer un helado. Esta permitido darse un gusto de vez en cuando. Después de todo, son vacaciones.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *