Descubre los beneficios del programa Auto Sustituto Alamo

En Alamo tenemos más de 30 años de experiencia en el negocio de renta de autos y también contamos con la especialización de planes de renta de autos para empresas. Por lo que ofrecemos un respaldo de primera si eres una aseguradora u ofreces el servicio de Auto Sustituto a tus clientes, ya que contamos con la mejor calidad en cuanto a servicio al cliente, beneficios extras y los vehículos tanto en variedad de modelos como en excelentes condiciones.

¿Formas parte de alguno de estos giros?, tenemos la solución perfecta para ofrecer el servicio de Auto Sustituto, ¡seamos aliados!
  1.  Armadoras. Podrás ofrecer a tus clientes una unidad temporal como garantía.
  2.  Distribuidores o agencias de autos.  El servicio es ideal para dar a tus clientes un auto al momento de realizar una reparación para no dejar sin transporte al usuario.
  3.  Agentes de servicio en agencias de autos. Tenemos la solución que necesitas cuando la garantía de reparación no cubre el auto sustituto.
  4.  Integradoras de auto sustituto.  Creamos el convenio personalizado como tu negocio lo necesite para que obtengas los mejores beneficios. 
  5.  Aseguradoras. Nuestros procesos de contratación son muy sencillos y sin intermediarios para que no pierdas tiempo y mantengas siempre felices a tus clientes. 
¿Qué beneficios obtienes al convertirnos en aliados? 
  • Atención personalizada con un ejecutivo de cuenta asignado para cada convenio de auto sustituto, éste dará seguimiento a la disponibilidad de auto, los autos rentados, facturación y cobro
  • Contact Center dedicado 24/7
  • Descuentos especiales para tus clientes
  • Kilometraje ilimitado
  • Coberturas especiales
  • Presencia a nivel nacional 
  • Tarifas especiales
  • Facilidad de facturación y seguimiento de pago 
  • Variedad de autos y modelos para ofrecer el auto ideal a cada uno de tus clientes. 

Ofrece a tus clientes la seguridad, tranquilidad y variedad de autos disponibles y obtén el plan perfecto de Auto Sustituto para tu empresa. Seamos aliados y hagamos que tu negocio se mueva. ¡Contáctanos! 

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

10 acciones que las empresas pueden hacer ante una crisis

La humanidad atraviesa, junto con la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus, una amenaza económica muy importante y una crisis humanitaria que nos está llevando a replantearnos nuestro comportamiento. Ante esta situación, por motivaciones financieras, ambientales o estrictamente humanas, es preciso idear nuevas formas de relacionarnos. El manejo de recursos, el transporte empresarial, la tecnología, la alimentación, todo está cambiando. ¿Qué deben hacer las empresas para no ceder ante la crisis?

1.- Unirse no dividir

El mundo empresarial es altamente competitivo, pero esto no quiere decir que los corporativos que representen algún tipo de competencia sean nuestros enemigos acérrimos. Inevitablemente tendremos competencia que funja como referente, tanto para lo bien hecho como para los errores, aún si no se dedican al mismo giro que nosotros.

Ahora bien, es justamente en estos momentos cuando la crisis supera el carácter individual de nuestra compañía, pues lo que está en riesgo es la economía local o nacional, el propio giro o incluso un sector productivo global. Sumar esfuerzos puede ser la estrategia ideal de supervivencia.

2.- Cuidar a los suyos (que ellos cuidarán de la empresa)

Una de las máximas riquezas que poseen las corporaciones en el mundo actual son sus empleados fieles. Crear fidelidad requiere de acciones que les brinden un entorno laboral sano. La fidelidad evita pérdidas por contratación, rotación de personal, capacitación, fuga de cerebros, etcétera.

Es en este momento cuando las corporaciones deben apoyar a sus empleados, aun si se presenta una crisis económica interna. Las consecuencias de la pandemia afectan a todos, pero eventualmente serán ellos quienes levanten de nuevo cada empresa, aunque solo si se sienten parte de ella.

3.- Corregir deficiencias tecnológicas

Consideramos muchas cuestiones tecnológicas como secundarias por no tratarse propiamente del proceso productivo. Se invierte en máquinas y equipos, pero no siempre en software, aspectos administrativos y nuevos modelos de producción que involucren tecnologías innovadoras. La crisis de la pandemia por COVID-19 es precisamente un buen momento para visibilizar las fallas y lo viable que hubiera sido tener un sistema donde el homeoffice, capacitación a distancia o manejo de redes hubieran facilitado mucho las cosas.

4.- Invertir en marketing digital

Desde la creación de redes sociales estables, contratar administradores especializados, crear campañas SEO y SEM o invertir en contenidos hasta hacer estrategias de promoción audiovisual, así como de mensajería vía correo electrónico o SMS, el aislamiento presencial de nuestra empresa nos ofrece una puerta al marketing digital. Ese momento de transición mediática que quizá estábamos posponiendo indefinidamente llegó solo a la puerta de nuestro negocio (en casa).

5.- Considerar otras zonas de trabajo

La pandemia es global, pero la forma en que se ha presentado en distintas partes del mundo, incluso del país, es variable y corre a distintos tiempos. Por lo mismo, la respuesta social y la activación económica va a ser diferente en cada lugar. Si teníamos pensado expandirnos, pero no sabíamos dónde, quizá la respuesta nos la dé el desarrollo de la pandemia.

6.- Espacios de cotrabajo

El coworking es una forma de trabajo que ha ido ganando terreno, en particular con el estallido de startups relacionadas con el préstamo de servicios a través de aplicaciones. Tras los efectos económicos que nos dejará la pandemia, el arrendamiento colectivo será la opción más viable de continuar laborando en oficinas profesionales.

7.- Análisis y valoración de datos

Estar preparado para el riesgo a partir de la peor situación posible es garantía de que, independientemente de lo que se produzca, tendremos una respuesta eficaz. Los datos que arroja esta pandemia por COVID-19 sobre nuestra empresa deben valorarse, así como toda información futura que permita visibilizar cualquier posibilidad de cambio en el engranaje de nuestro negocio.

8.- Estar abiertos al cambio

Una crisis humanitaria mundial pone en riesgo los valores y la cultura de una época, por eso se espera una etapa de cambios profundos. Asimismo, la identidad corporativa de los diversos sectores deberá adaptarse y crear nuevos contextos organizacionales, pues incluso las leyes sufrirán modificaciones. Debemos estar abiertos a las innovaciones.

9.- Cambiar de giro

Que los años, el esfuerzo, el valioso recurso humano y la confianza de nuestros clientes o usuarios no se pierdan por una crisis es una importante ganancia. Para conservarlo, aun si no podemos seguir adelante con nuestro proyecto, quizá podamos adaptar esta riqueza acumulada con los años a un nuevo giro comercial.

10.- Contar con transporte empresarial seguro

Si nuestro giro no es el transporte, quizá la mejor opción no es invertir en una flotilla de vehículos estacionados la mayor parte del tiempo. Para gozar de transporte siempre disponible, pero optimizando los recursos con que contamos, lo ideal es rentar vehículos en planes empresariales adaptados a nuestras necesidades. Además, es un servicio en el que podemos controlar mejor el aspecto higiénico, en Alamo contamos con planes personalizados que se adaptan exactamente a tus necesidades para ofrecer el mejor servicio.

Estas son las recomendaciones para que las empresas no caigan ante la crisis. Desde la unión con otros corporativos para salvar el sector hasta el alquiler de transporte empresarial, todos son recursos que debemos tomar mucho en cuenta tras la pandemia y desde ahora.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Medidas a seguir para evitar contagios de COVID-19 en tu empresa

Ante la pandemia, fue necesario tomar medidas excepcionales que incluían el lamentable cierre temporal de diversos establecimientos. Sin embargo, poco a poco y bajo las instrucciones de las instituciones gubernamentales las actividades empresariales se irán retomando y podremos (a su debido tiempo) regresar a la normalidad, pero para lograrlo con éxito es necesario tomar ciertas medidas que te compartimos a continuación, para mantener una empresa segura y no poner en peligro a tus colaboradores.

Medidas efectivas de las corporaciones para evitar contagios

De acuerdo con el manual de estrategia frente al COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud, las empresas deben seguir garantizando la continuidad de servicios esenciales como alimentación, producción de suministros médicos y servicios públicos. Por otra parte, en México hemos dado seguimiento a la Jornada Nacional de Sana Distancia, que establece el cierre parcial o total (temporalmente) de los negocios no esenciales entre otros cuidados personales. 

Metodología de cuidado empresarial

Para materializar las disposiciones tanto del organismo internacional como del programa nacional, diversas instituciones han establecido regímenes objetivos que tienen por fin mitigar el contagio. El IMSS creó una lista de autodiagnóstico para lugares de trabajo que se divide en 4 columnas interrelacionadas.

  1. Punto de comprobación. Señala el proceso de diagnóstico de las áreas activas para sugerir las medidas a tomar en nuestros centros de trabajo.
  2. Nivel de contacto entre trabajadores. Es la valoración de la frecuencia y el tiempo de interrelación de los trabajadores en el área laboral.
  3. Controles de riesgo. Señala qué medidas se deben tomar tanto a nivel estructural como administrativo, así como el equipo y la capacitación que deben dar las empresas para evitar la propagación del virus.
  4. Riesgo de contagio. Señala la posibilidad de transmisión de la enfermedad con base en los dos puntos anteriores (a mayor contacto y menor control de riesgo, mayor posibilidad de contagio tenemos en nuestros espacios laborales).

Siguiendo esta metodología, debemos tomar las siguientes medidas.

Movilidad
  • Priorizar el trabajo desde casa o home office. También es viable, cuando trabajar desde casa no es posible, reducir la jornada al mínimo posible si la carga laboral lo permite, así como alternar los días laborales entre la plantilla para evitar la presencia de todos al mismo tiempo en nuestras instalaciones.
  • Transporte particular que garantice la higiene y distancia adecuadas en el traslado. Las empresas están adquiriendo servicios particulares que nos ofrecen:
  1. ° Traslado de personal con camionetas tipo van que cumplen el protocolo de sana distancia.
  2. ° Renta de autos ejecutivos para personal individual.
  3. ° Alquiler de autos desinfectados para transporte de materiales, paquetería o mensajería.

Alamo ofrece todos los servicios anteriores para asegurar una opción de movilidad segura a tus colaboradores, obtén mayor información aquí. 

Medidas administrativas
  • Revisiones de salud diarias. Debemos dar seguimiento a la toma de temperatura y realizar un cuestionario básico sobre el estado de salud de cada empleado por parte de jefes inmediatos.
  • Descanso u oferta de homeoffice para personal vulnerable (con enfermedades como diabetes e hipertensión, adultos mayores y embarazadas).
  • Puesta en cuarentena para todo personal sospechoso de contagio. Debe haber protocolos de manejo de personal contagiado, así como de quienes tuvieron contacto con éste. Además, tenemos que considerar la posible exposición de quienes tienen familiares enfermos o tuvieron contacto con el virus fuera del área laboral.
  • Intervalos de limpieza más exhaustivos. Debemos promover la limpieza de las áreas de trabajo con una frecuencia mayor a la usual.
  • Uso obligado de cubrebocas y, de ser necesario, mascarilla. 
  • Cancelación de eventos y actividades que involucren concatenación de personas como juntas en inicio de jornada o reuniones directivas.
Medidas estructurales
  • Filtros en entradas y áreas comunes. Los filtros de aire deben procurarnos entornos frescos donde el aire se renueve continuamente.
  • Cámaras de desinfección. Pueden garantizarnos el acceso de personal desinfectado a más del 90 %. Combinadas con otras medidas, su eficacia se optimiza.
  • Cierre de áreas comunes innecesarias. Esto puede incluir áreas que son irrelevantes para la cadena productiva como el uso de salas de descanso, salas de reuniones, cafeterías o vestidores, pero también la sustitución de áreas cerradas por su alternativa más espaciosa como es el caso de elevadores por escaleras.
Equipamiento y capacitación
  • Aprovisionamiento de cubrebocas o mascarillas. Debemos promover esta medida sobre todo en la entrada principal.
  • Colocación de puestos de desinfección múltiples como estaciones de alcohol en gel y lavamanos. Las distintas estaciones deben ser accesibles al personal para que evitemos su concentración y contacto lo mejor posible.
  • Capacitación continua de uso de instrumentación, lavado y distanciamiento adecuados. De preferencia, debemos brindar esta información de forma remota o digital mediante videos, videoconferencias o manuales para consumo individual.

Estas son las principales medidas que las empresas deben tomar para garantizar que sus zonas de trabajo están libres del nuevo coronavirus y que la salud de sus empleados está cubierta. La renta de autos ejecutivos, además, es un servicio que puede funcionarnos muy bien a nivel personal o si somos prestadores de servicios independientes.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Alamo, la solución de movilidad segura para empresas

Aún en estos tiempos en los que el mundo se encuentra azotado por la pandemia del coronavirus, algunas empresas no pueden detener su actividad. La transportación es, sin duda, uno de los elementos indispensables para la buena marcha de la actividad empresarial. Por este motivo, desarrollamos convenios de arrendamiento de autos para negocio con la firme convicción de contribuir a que las personas pasen esta crisis de la mejor forma posible.

El terrible momento que atravesamos no sólo ha provocado estragos comerciales en todo el mundo, sino que también ha obligado a que las empresas evalúen la forma en que hacen las cosas y adopten nuevas medidas que les permitan operar aun en medio de la crisis. En especial, las que están relacionadas con la higiene y el contacto social.

Cubre bocas, guantes y caretas protectoras son ahora elementos de cuidado que se han hecho cotidianos y que nos hacen sentir más protegidos ante un posible contagio, pero, ¿qué ocurre con los vehículos de renta

La higiene dejó de ser un tema estético

En efecto, hoy más que nunca la limpieza se ha transformado en un factor de riesgo que trasciende la buena apariencia para convertirse, en un requerimiento y necesidad para nuestro bienestar. 

Por ello, en Alamo cumplimos con estrictos protocolos de limpieza y desinfección de nuestros vehículos que garantizan que las unidades de las que disponemos se encuentren totalmente libres de gérmenes y patógenos que puedan ocasionar daños a la salud.

Así mismo, nos aseguramos de que nuestros colaboradores (no solo los que establecen contacto directo con nuestros clientes sino también los que manipulan los automóviles), cumplan con las medidas de higiene y seguridad emitidas por las autoridades sanitarias, además de las establecidas por la propia dirección de la empresa. De esta manera, salvaguardamos la buena salud de nuestros clientes y también de nuestro personal.

Solidaridad ante la pandemia

Para nadie es desconocida la afectación que la actual crisis de salud mundial tiene en la actividad comercial a todos los niveles. Negocios de todo tipo y en todas las zonas geográficas están sufriendo para salvar los escollos que la pandemia deja a su paso. Por eso desarrollamos una serie de medidas que, con seguridad, facilitarán la operación comercial de nuestros clientes y atenuarán el impacto económico por el que pudieran estar atravesando. Aquí abordaremos algunas de estas medidas.

Descuentos especiales para nuevos clientes

Si su empresa aún no tiene desarrollado un plan de renta de autos, este es el momento indicado para establecerlo. Somos conscientes de las dificultades que muchos negocios están sufriendo en estos momentos para rebasar la parte más aguda de la crisis.

Por tal motivo, hemos establecido descuentos especiales aplicables a nuestra tarifa corporativa de hasta el 40%. De esta manera, el ahorro de rentar un automóvil podrá ser canalizado a otras necesidades igualmente prioritarias para la actividad de la empresa.

Entrega de autos a domicilio

Según el criterio de las autoridades sanitarias, la interacción física es, en estos momentos, la principal fuente de infección. Con la finalidad de evitar en la medida de lo posible el contacto innecesario y prevenir el riesgo de contagio por coronavirus en las empresas, hemos establecido la posibilidad de que nuestros clientes reciban los autos en la puerta de su domicilio en la fecha que nos hayan indicado sin costo adicional alguno.

Con la adopción de esta medida, se disminuye efectivamente la posibilidad de contagio por exposición a ambientes de riesgo. Para evitar cualquier contratiempo, recomendamos hacer la reservación a través de nuestro centro de atención telefónica o ingresando a nuestra página de Internet.

Devolución de vehículos en la modalidad drop off y entrega del auto a domicilio

Uno de los servicios más solicitados por nuestros clientes es la posibilidad de recibir un vehículo en una cierta demarcación para entregarlo en otra. Si bien es cierto que en el pasado ya existía esta posibilidad, ahora nuestros clientes podrán recibir las unidades en el domicilio que nos hayan indicado y lo podrán regresar, ya sea en una sucursal distinta o, incluso, en otra ciudad, sin que para ello se deban pagar nuevos cargos.

Para verificar la disponibilidad del servicio de drop off, se recomienda revisar la lista de las ciudades participantes antes de hacer una reservación, así como también es necesario verificar que el servicio de entrega a domicilio se pueda atender dependiendo de cada plaza; ambas acciones se pueden realizar en nuestro teléfono de atención: 01 (800) 849 8001.

Edad del conductor

Otra de las solicitudes que recibimos con mayor frecuencia tiene que ver con la edad mínima del conductor. Generalmente, los conductores menores de 21 años debían pagar una tarifa especial. Ahora, disminuimos la edad a 18 años sin costo alguno, siempre y cuando el conductor cuente con licencia de conducir vigente y una identificación oficial también vigente.

Estos son tan solo algunos de los muchos beneficios que nuestros clientes reciben al contratar un plan de renta de autos para negocio. Con medidas como esta, contribuimos a atenuar el duro golpe que la pandemia del coronavirus ha asestado.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Lecciones de líderes para negocios en tiempos de crisis

La pandemia ha lastimado a los negocios grandes y pequeños, algunos de éstos les costará mucho la recuperación. El golpe más duro es el emocional, la idea de empezar de cero o en números negativos representa un impacto mental doloroso para los empresarios. Es tiempo de levantarnos y pensar en grande. Podemos recurrir a la renta de autos para empresas y administrar mejor nuestros recursos aun en crisis.

A continuación analicemos algunos consejos oportunos que nos ayudarán a fortalecer nuestros negocios en tiempos de crisis. Estas recomendaciones fueron aplicadas por empresarios exitosos que han pasado por tormentas financieras similares a la que hoy estamos viviendo.

Lecciones aplicadas por expertos para levantar negocios en tiempos de crisis
  1. La negociación es vital para disminuir obligaciones o cobrar créditos

TES América es una empresa dedicada a la industria de la comunicación inalámbrica. En 1999, Estados Unidos tuvo una baja considerable en su Producto Interno Bruto, lo cual afectó a diversas compañías industriales, incluyendo TES. 

A fin de evitar entrar en quiebra técnica, TES América llamó a cada uno de sus clientes que tenían deudas con la empresa para negociar el pago y obtener recursos. También se llegó a acuerdos para diferir u obtener descuentos con proveedores. Gracias a esto, TES logró sobrevivir.

Los líderes no estamos dispuestos a bajar la cabeza, tenemos la habilidad de negociar con clientes y proveedores a fin de obtener recursos o disminuir o diferir el cumplimiento de obligaciones.

  1. Contar con opciones de negocios

Depender de una sola fuente de ingresos es mortal para los empresarios. La diversificación es lo que nos podrá salvar en tiempos de crisis.

Siggo, la empresa desarrolladora de software contable, tuvo que ajustarse a los cambios repentinos en materia tecnológica. En 2011 enfrentaron una fuerte crisis financiera, por lo que decidieron explorar un nuevo nicho en el mercado: el almacenamiento en la nube. Gracias a esta estrategia lograron obtener recursos mientras su fuente tradicional de ingresos se recuperaba. 

Dos o más fuentes de ingresos podrían salvar la situación financiera de nuestra empresa.

  1. Cuidar a los clientes

Si tuvimos que cerrar el establecimiento físico por disposición de las autoridades, puede implicar la reducción de nuestro contacto con los clientes. Si contamos con mecanismos para enlazarnos con ellos, saludarnos y proporcionarles información útil sobre nuestros productos y servicios, contaremos con su fidelidad.

Un ejemplo lo encontramos en Amazon, que originalmente se dedicó a la venta de libros por Internet. Vivió primero la crisis puntocom del año 2000 y luego la que enfrentó el mundo en 2008. Amazon se enfocó en conservar su cartera de clientes, ofreciendo promociones y otras atracciones que incrementaron sus ingresos y se posicionó como una de las mejores empresas en ventas online.

El lema de Jeff Bezos, CEO de Amazon, también nos será de gran utilidad en estos tiempos de crisis: “Poner al cliente primero, inventar y ser pacientes”.

  1. Busquemos socios de negocios 

Usualmente vemos a la competencia con recelo, pero no debe ser así. Podemos establecer alianzas empresariales con negocios consolidados y apoyar a pequeños empresarios a fin de armar equipos de trabajo que ayuden a enfrentar las crisis.

Un ejemplo lo podemos encontrar en eBay, la plataforma de subastas que desde 1995 ha esquivado los embates de las crisis económicas y tecnológicas. Esta empresa no cuenta con inventarios porque permite la interacción de empresas pequeñas que ofrecen sus productos. Esta alianza ha facilitado que eBay crezca y pueda tener el poder financiero suficiente para adquirir otras empresas como Paypal.

Necesitamos crear lazos empresariales con otros líderes, con personas que tengan más experiencia que nosotros, pero también con aquellos que apenas estén en crecimiento. Esta crisis solo puede superarse con la fuerza de trabajo de los empresarios unidos. Ahora que llegamos a este punto, es oportuno hablar de una alianza de negocios que podemos efectuar.

  1. Ante la adversidad, lo mejor es rentar

En estos momentos es muy difícil adquirir bienes nuevos debido a que tenemos que enfrentar compromisos irrevocables como el pago de salarios y a proveedores. Para cuidar a nuestros clientes, realizar entregas urgentes de mercancías y otros aspectos de negocios, necesitamos contar con un vehículo adecuado a nuestras necesidades.

A través de la renta de vehículos, en este momento con Alamo podemos ser acreedores a un 40% de descuento sobre tarifa corporativa. Al solicitar el automóvil lo podemos recibir en nuestro domicilio y entregarlo en la ciudad de destino sin cargo alguno. Y, si nos preocupa la posibilidad de negativa a un conductor por su corta edad, durante este período las rentas las puedes realizar a partir de los 18 años sin costo por conductor menor

No hay crisis económica que pueda poner de rodillas al empresario con mentalidad ganadora. Vamos a salir adelante si aplicamos las lecciones que aprendemos de los gigantes que triunfaron ante la adversidad. 
Aprovechemos la renta de autos para empresas con una oferta adaptada a las necesidades propias de esta crisis económica.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Emprendimiento social. La solución de tu empresa esta cuarentena

No cabe duda de que los últimos meses han sido tiempos impredecibles, sorpresivos y preocupantes. Hasta hace poco, parecía inimaginable que el mundo se vería envuelto en una pandemia; sin embargo, lo que antes parecía el guión de una película de ciencia ficción ahora es una realidad. Algunos servicios de entretenimiento y movilidad, como la renta de autos para empresas, se han vuelto imprescindibles para el día a día.

Los seres humanos, ante los problemas ambientales, culturales, sociales y, como en este caso, médicos, tenemos dos opciones: lamentarnos o intentar solucionar poco a poco los inconvenientes.

El emprendimiento social es la manera en que los grupos, las empresas u organizaciones pueden desarrollar y financiar soluciones ante escenarios adversos, con el fin de cambiar el mundo para que este sea un lugar mejor, al mismo tiempo que obtienen un beneficio económico por ello. Esto puede sonar utópico, pero no lo es. Es una forma de lograr un objetivo social usando estrategias de mercado. 

¿Cómo hacer uso del emprendimiento social?

Aunque un emprendimiento social busca directamente una ganancia monetaria favorable al implementar el proyecto, esto no es su objetivo principal. Su guía de acción predominante es combatir y, en la medida de lo posible, ayudar a solucionar el conflicto social que se ataca. Esa es la diferencia entre un emprendimiento social y otro comercial.

La crisis actual de COVID-19 ha cambiado la manera en cómo las personas interactúan entre ellas, lo cual obviamente tiene repercusiones en el comportamiento de las empresas, gobiernos e instituciones de cualquier índole. Los beneficios que busca un emprendimiento social es apoyar y alentar las relaciones humanas en un tiempo donde el contacto físico está restringido.

Las tres claves

Para poder hacer uso del emprendimiento a favor de cualquier causa, primero se tienen que tener en cuenta tres aspectos principales: evaluar, construir y perseguir.

El primer punto, evaluar, se refiere a hacer un análisis minucioso del servicio en específico que se le puede brindar a la humanidad durante una crisis. El segundo punto, construir, significa realizar un plan de acción sobre las estrategias a seguir. El tercer punto, perseguir, consta de empeñarnos en la aplicación del método y, de ser necesario, perfeccionar el sistema, resolviendo los inconvenientes que se presenten.

Planes corporativos: gran aliado del emprendimiento social

Es innegable el hecho de que el movimiento es vida. Para existir, la humanidad debe continuar moviéndose, esto significa poder transportarse y viajar. Para que el mundo funcione, se necesita de personas responsables que cumplan profesionalmente con su trabajo. Muchas actividades no se pueden realizar de manera remota ni desde la casa, lo cual conlleva que los trabajadores deben acudir a su centro de trabajo para mantener la economía a flote. 

Un emprendimiento social viable, digno y benéfico para las personas, en este tiempo de confusión por la pandemia del coronavirus, es ofrecer un buen plan de renta de autos. Un plan que sea seguro, confiable y que se preocupe por el aspecto humano de sus trabajadores y de sus clientes.

Al adquirir un plan de renta de autos, podemos facilitar el traslado de los empleados de la casa a la oficina y viceversa, haciéndoles sentir que viajan en un espacio protegido, que los hace menos vulnerables a contraer el virus. 

Si somos empresarios del sector de comida, por ejemplo, al adquirir un plan de renta de autos para empresas se pueden transportar los insumos de los comercios a los hogares de manera eficiente. Con este modelo, los alimentos serán tratados con un alto sentido de higiene. 

La importancia de un buen transporte durante una crisis

Tener un buen vehículo con el cual poder trasladarse de un lugar a otro es una necesidad básica en el mundo actual, sobre todo si estamos hablando de una pandemia: esta necesidad cobra aún mucho más importancia. Por medio de un buen medio de transporte, nos podemos transportar a tiendas de comestibles, hospitales, trabajo y farmacias. 

Al hacer uso de la renta de autos para empresas, no solo estamos adquiriendo un medio de transporte seguro, confiable, profesional y cómodo, sino que también estamos participando activamente en un emprendimiento social, para lograr comunicar al mundo en tiempos difíciles. 

Al contratar un servicio de autos, también estamos apoyando activamente la economía local pues invertimos dinero en una empresa cercana. Dicha empresa, a su vez, pagará sueldos y obtendrá beneficios que usará en utilidades. Un buen emprendimiento no solo necesita de los empresarios y los trabajadores, sino también de los ciudadanos responsables que se atreven a hacer su parte de trabajo y esfuerzo para ayudar al mundo.

Con o sin pandemia, hay cosas que nunca se modifican y poder movernos con libertad y tranquilidad por las calles es uno de esos aspectos. Por medio de la ética y la preocupación social, las compañías que ofrecen renta de autos para empresas pueden ayudar a las personas a cumplir sus metas con precio y calidad ideales.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Oportunidades de negocio en tiempos de cuarentena

En estos momentos tan difíciles, nuestra economía ha sufrido duros vaivenes. Sin embargo, eso no quiere decir que tengamos que desistir, bajar los ánimos y cerrar los negocios. En realidad, la economía se adapta a los procesos sociales y ahora requiere un cambio de paradigma donde movilidad y comunicación a distancia son vitales. Por eso, el transporte empresarial ha cobrado una gran importancia.

Oportunidades de negocio en plena pandemia

Como emprendedores, sabemos que lo más difícil es tener ideas viables de negocio, pues la actitud necesaria, el capital y los contactos son aspectos que sabemos obtener o con lo que ya contamos. Los proyectos, sin embargo, son más bien productos semi espontáneos que surgen tras un arduo análisis del entorno y el mercado.

Ante la crisis sanitaria por COVID-19, lo que vale es ser pragmático y que respondamos de acuerdo con nuestro medio y de forma inmediata para no perder nuestra vitalidad financiera.

Entonces, ¿qué modelos de negocio pueden funcionar? Por supuesto, la opción más visible para generar ingresos tiene que ver con estar posicionados en las redes y con un trabajo que efectivamente tenga demanda. Sin embargo, no es lo único que se necesita, aunque vayamos por partes.

Enseñanza (e-learning)

El famoso how to… tiene sentido si poseemos habilidades que difícilmente podrán obtener las personas por su cuenta. Claro que hay en línea muchos tutoriales de diversas actividades, pero no están realizados por profesionales y menos se ejecutan en tiempo real.

Podemos aprovechar desde una clase relativa a nuestros estudios (universitarios o alumnos de nivel básico que necesitan regularización) hasta los fenómenos propiamente involucrados con nuestra experiencia laboral (guía empresarial, gestión de negocios, programación…)

Es más, si tenemos alguna habilidad artística, de oficio o práctica que brindar al mundo, seguramente funcionará (carpintería, clases de óleo, huertos en casa, tocar un instrumento musical, etc). Además, bien estructurado, adaptado a los horarios de las personas y con algún plus, el negocio puede consistir en conectar a varios maestros en línea con la gente indicada.

Streaming

¿Somos creativos? En ese caso, la creación de contenidos de entretenimiento en video o audio puede ser la mejor opción. Este, de hecho, es el mercado que se ha ido a la punta de la economía en la crisis de la pandemia.

Hay muchas plataformas que pueden brindarnos un espacio. El más accesible de estos medios (y que fácilmente genera valor) es un canal en YouTube. Bastará con monetizarlo y difundir fuertemente nuestro trabajo (con contenido de claridad, claro).

Pero no hay que olvidar que competimos con monstruos de la industria, así que debemos ser absolutamente originales o, cuando menos, saber posicionarnos en línea para ser visibles.

Freelance

Si somos redactores, programadores, ilustradores o diseñadores, podemos poner nuestro negocio en línea ofreciendo los servicios profesionales que sabemos hacer. También hay varias plataformas donde aparecen ofertas y nos postulamos a ellas. Lo ideal sería estar inscrito en todas o, mejor aún, a través de nuestros perfiles en redes o nuestra propia página web, ser la plataforma nosotros y ofertarnos con nuestros contactos directamente.

Comercio electrónico

Este es el rubro que dejamos al final porque es el más importante. Todo lo anterior se relaciona con habilidades personales que pueden ofertarse, realizarse y entregarse a distancia, ¿pero qué hay de lo que no se hace de esta forma?

En ese caso, el convertir tu negocio a un comercio electrónico es la manera ideal para no parar tus actividades durante la pandemia y, además, son una extensión viable en cada caso. Si damos clases o somos freelance, es probable que las personas requieran materiales en físico y nosotros se los venderemos.

El intercambio de mercancías es necesario, pues mueve al mundo, y ese movimiento se da precisamente con transporte empresarial. Así que, si vamos a vender nuestra propia obra, los productos de nuestro huerto o mercancías como ropa, consumibles o farmacéuticos, sí o sí necesitamos medios de traslado.

¿Y si ya tenemos un negocio? Servicio a domicilio

Esta es la otra cara de la moneda; adaptarse a la economía no necesariamente implica comenzar de cero, sino, precisamente, dar un giro a nuestras actividades productivas para así ser competitivos en el mercado.

Esto lo lograremos si ampliamos nuestros servicios: el transporte hasta la casa de nuestros clientes. Sin importar si nuestro giro es comercial o industrial, añadir este recurso a domicilio nos facilitará seguir con nuestra actividad económica sin notar siquiera los efectos de la pandemia.

Alamo tiene un plan de renta de autos que entiende perfectamente las necesidades de los negocios, pero que también protege a sus trabajadores y brinda un servicio de calidad que no es ajeno a las medidas de higiene y desinfección, lo que garantiza entregas seguras y sin riesgos, tanto de salud como corporativos.

Estas son las opciones más adecuadas para hacer negocios en plena pandemia. Contar con un aliado de transporte empresarial, además, nos dará el extra necesario para cubrir la demanda actual.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

5 claves para implementar servicio a domicilio en tu empresa

Entre las múltiples acciones que están llevando a cabo las empresas para adaptarse a las necesidades de los clientes, a la disposición del mercado y a las restricciones causadas por la crisis sanitaria, el servicio a domicilio se ha vuelto indispensable. La renta de autos para empresas es, en ese sentido, nuestra mejor aliada para poder dar continuidad a nuestras actividades productivas.

Servicio a domicilio para empresas

Entre las múltiples ventajas que podemos obtener llevando a cabo esta distribución personalizada, destacan las siguientes:

– Mayor número de ventas. Si un negocio estaba restringido a un catálogo con oferta presencial, ahora las ventas podrán dispararse gracias al acceso a sus productos a distancia.

– Mayor alcance. Aunque relacionado con el primero, nos referimos al hecho de que ya no estamos acotados al espacio físico inmediato a nuestra ubicación o incluso a nuestra ciudad.

– Horarios permanentes. Sí, seguramente estableceremos un horario de entrega, pero aun así no estaremos tan limitados. Esta entrega se podrá concretar incluso a deshoras, pero repartiremos los productos al cliente en tiempo y forma con satisfacción total.

– Garantizamos la seguridad del personal y de los usuarios. Además de cómodo para los clientes, este servicio les permite evitar el contacto con otros. Al personal designado también lo mantendremos alejado de instalaciones atestadas o trato con múltiples personas a la vez.

– Eficiencia. El personal que deba seguir laborando podrá enfocarse en actividades productivas y designar solo a uno (o a algunos, depende de nuestro tamaño) específicamente para esta labor.

5 tips que debes tener muy presentes al llevar a cabo este sistema

Ahora sí, comprendidos los beneficios de implementar este sistema, la pregunta que sigue es ¿cómo lo insertamos en nuestra cadena productiva hasta las manos del cliente? La respuesta es sencilla. Básicamente, consiste en llevarlos a su hogar, aunque debemos considerar algunos detalles: 

1.- Factura

Decidir dar este servicio involucra también establecer una forma de pago. Si aceptaremos pagos de antemano o solo al momento es el primer paso; el segundo, resolver el uso de un sistema con alto nivel de seguridad para recibir pagos por transferencias, cobro con tarjetas y con otros medios electrónicos, como, por ejemplo, PayPal. A veces, no contar con uno de estos medios hace que un cliente cancele su compra.

Por otra parte, habrá quien decida pagar en casa, en cuyo caso tendremos que disponer de una terminal o equipo de cobro portátil, así como de un fondo base que pueda portar el colaborador a cargo para dar cambio en caso de que un cliente pague con efectivo.

2.- Planeación

De acuerdo con nuestro giro, en mayor o menor medida, será poco viable hacer un servicio a la vez, incluso cuando la demanda está al alza precisamente por el aislamiento en casa. Ante estos casos, lo ideal es la organización. Tener una bitácora de entrega donde se establezcan las rutas más eficientes, en términos de tiempo, recorrido y uso de recursos, podrá evitarnos atrasos y gastos innecesarios.

Además, es conveniente, por seguridad laboral, evitar muchas salidas. Mientras menos sean, más certero será el cuidado de nuestro personal. Al trazar la ruta y calcular los tiempos, no debemos olvidar el tráfico, posibles cierres, el clima y la calidad del terreno.

3.- Tarifas y horarios

Como mencionamos antes, podemos vender a cualquier hora con el sistema adecuado, pero debemos establecer horarios de entrega y, sobre todo, cumplirlos. De lo contrario, causaremos una mala impresión y el servicio a domicilio anulará el deseo de futuras compras del cliente en toda modalidad.

Además de esto, las tarifas deben ser justas y claras de antemano para evitar cualquier confusión o insatisfacción por parte de los usuarios.

Debemos tener muy claro que nuestra entrega a domicilio será nuestra nueva cara de atención al cliente, no nuestras instalaciones ni los productos mismos. No podemos descuidarla por ningún motivo.

4.- Calidad de la entrega

Ni prisas ni mala presentación de los artículos por entregarse directamente en casa o porque ya han sido pagados. Bajo ningún motivo debemos descuidar la calidad de nuestro servicio. Insistimos en que esta forma de venta será nuestra nueva imagen, por lo que debemos mantenerla bien presentable.

5.- Renta de autos exclusiva

Por supuesto, no podemos proporcionar un servicio óptimo si no contamos con un transporte disponible todo el tiempo. Este debe garantizar la seguridad de quien conduce, de quien se encarga del proceso de venta y, por supuesto, de los clientes.

Aunado a esto, hemos de poseer un servicio que sea eficiente a nivel automotriz (velocidad, seguridad, permisos…), pero también que proporcione la desinfección e higiene necesarias.

Como vemos, todos estos tips se relacionan uno con el otro, pero el conjunto que garantiza la funcionalidad del servicio a domicilio solo se podrá realizar si nuestro servicio de renta de autos para empresas es fiable y seguro, por ello una gran opción es un plan de renta de autos para empresas personalizado con Alamo ya que no solo logramos enfocarnos en tus necesidades sino que tendrás acceso a grandes beneficios. 

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Opciones de movilidad para garantizar la seguridad laboral

Con la actual situación mundial en que nos encontramos por la pandemia del nuevo coronavirus, la vida laboral ha tenido que sufrir cambios en todos sus niveles. Sin embargo, es preciso que la economía siga con sus actividades. Ante tal situación, el transporte es una necesidad básica, pero no se puede confiar igual que antes en el servicio público. Por eso, los autos para negocio son la opción necesaria en toda empresa que continúe activa.

Seguridad laboral: ¿qué opciones de transporte son las más adecuadas?

Existen diversas preocupaciones de movilidad para dar solución a las necesidades de las corporaciones. Si bien la crisis sanitaria nos exige reclusión, también es cierto que el país debe salir adelante. En este sentido, los negocios son primordiales para que nos sostengamos económicamente. Por lo tanto, la movilidad no se reduce al ir y venir de nuestros puestos de trabajo, sino a hacer circular todo el entorno corporativo e industrial.

1.- Transporte colectivo de personal (vans)

La renta de autos para negocio puede ser pensada como una forma de brindar seguridad a nuestros empleados. Para ello, Alamo tiene un plan de renta de camionetas “tipo van” que podemos contratar para trazar rutas de acuerdo con la zona donde vivan los empleados, organizarlos en uno o varios bloques y llevarlos directamente de su casa al trabajo y viceversa.

De esta forma, estaríamos cubriendo las necesidades de la empresa, cumpliendo con el respeto a las limitaciones sanitarias y garantizando que los empleados no conviven con entornos posiblemente infecciosos. Además, les brindamos un plus económico en su ahorro de transporte.

2.- Servicio de entrega al hogar

Si nuestra empresa tiene entre sus objetivos la venta o distribución de productos y servicios, lo ideal será alquilar un servicio de entrega a domicilio. Esto es necesario para cubrir nuestra demanda sin exponer a nuestro personal o a los clientes.

Alamo garantiza la desinfección de sus vehículos y el cumplimiento de protocolos de seguridad corporativa y sanitaria por parte de sus conductores en caso de requerirlos. Además, es posible disponer de varios vehículos de acuerdo con nuestras necesidades.

3.- Traslado de ejecutivos (un solo auto)

Hay trabajos, giros y formas de hacer negocios que, por más que existan diversos medios de comunicación a distancia, requieren de la presencia física de algunos ejecutivos en distintos lugares.

Esto puede ir desde la toma de decisiones de directores en juntas, encuentros corporativos o cierre de tratos hasta la necesidad de trasladar a un especialista para cubrir un requerimiento técnico a un lugar donde no se encuentra quién le dé solución al problema o cuente con su conocimiento.

Alamo resuelve todos las necesidades de movilidad que puedas llegar a tener, ya que con un plan corporativo obtienes un auto de manera más rápida y sin tanto papeleo, así como completamente listo para tu uso. De este modo, esos traslados se pueden cubrir con un 100 % de seguridad y tranquilidad tanto en el viaje como en los aspectos relacionados con las restricciones por COVID-19.

4.- Suministro de servicios

Si tu negocio requiere de la adquisición de materias primas para transformarlas y antes solías cubrir esta actividad personalmente, es necesario rentar un transporte.

Para no exponer al personal que solía acudir a hacer las compras o la selección de materiales, es preciso disponer de un vehículo únicamente para este uso que garantice un entorno saludable para los trabajadores del área.

De esta forma, también se evitará la presencia de múltiples personas (proveedores) en nuestras instalaciones, así como el contacto del personal de bodega con estos, pues el trato se limitará al servicio de carga y descarga de suministros.

5.- Correspondencia

Aunque no es necesario en todos los casos, también es una opción certera contratar un vehículo de correspondencia. Gracias a él, se puede concretar la comunicación documental entre distintas sucursales, cubrir compras de baja demanda e incluso realizar mandados que no expongan a los trabajadores, como, por ejemplo, una sola compra de comida para todos.

6.- Plan de renta de autos (individual)

Este servicio es necesario si se requieren servicios profesionales, pero ejecutados a nivel personal. En tal caso, la seguridad laboral se puede garantizar con un solo vehículo para su uso exclusivo, en una disposición permanente y dirigida por propia cuenta.

Alamo cuenta con varios beneficios para este servicio, entre los que destacan:

  • 40% de descuento para los clientes totalmente nuevos.
  • No hay comisión por drop-off (dejar el vehículo en una ciudad destino distinta de donde se rentó). *Consultar rutas participantes
  • El vehículo se lleva hasta tu domicilio.

Como podemos ver, Alamo ofrece una gran variedad de servicios en torno a la renta de autos para negocio, los cuales permiten garantizar el correcto funcionamiento de nuestras actividades, la satisfacción de los clientes y, por supuesto, la seguridad laboral de todos nuestros empleados. Un servicio profesional, higiénico y eficaz es lo que necesitamos para no detener el trabajo ante la pandemia.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1

Empleo y coronavirus ¿Qué hacer si tienes que ir a la oficina?

El contexto de la pandemia actual o Coronavirus ha puesto a prueba la capacidad humana de adaptación al cambio, sobre todo cuando se trata de las formas de trabajo y de supervivencia. Ante la inminente latencia de una expansión global de Covid-19, es importante contar con transporte empresarial para evitar riesgos.

La economía mundial ha sido el rubro que se ha visto más afectado, después de la salud, por los efectos del Covid-19, por lo que las consecuencias que se avecinan por el paro de actividades como consecuencia de la cuarentena tendrán un fuerte impacto en todos. 

Sin embargo, diversas compañías y empresas de todo el mundo han buscado alternativas de continuar con las actividades cotidianas, ya sea en el trabajo, en el hogar o en las cadenas de suministro, para cubrir las necesidades de las sociedades, sobre todo en las grandes ciudades donde se concentra la mayoría de la población mundial. 

Medidas de restricción y alternativas ante la emergencia

Una de las medidas de restricción ante la emergencia sanitaria para evitar el contagio por Covid-19 ha sido implementar una cuarentena, que implica no solo quedarse en casa, sino también cerrar las instalaciones de gobierno, escolares, bancarias, entre otras, para proteger a la población. 

Sin embargo, no todas las instituciones o empresas se han adecuado a estas medidas que restringen el acceso, implementadas por las autoridades gubernamentales o de salud internacionales. Esto ocurre porque muchas empresas e instituciones tienen diferentes actividades que requieren trabajo presencial.

Por ejemplo, el personal de seguridad debe contar con custodios o guardias, amén del monitoreo que puede hacerse de manera remota. Los empleados de fábricas o jornaleros también deben salir de sus casas para realizar sus labores en las instalaciones de las empresas en las que desempeñan sus oficios. Una gran cantidad de consultas médicas se realiza presencial a los pacientes para evaluarlos físicamente.

No obstante, para casos excepcionales también existen soluciones excepcionales. Si el trabajo al cual deben asistir los empleados cuenta con medidas extraordinarias de seguridad e higiene, entonces el impacto o riesgo de contagio disminuye de manera considerable.

¿Qué hacer si tenemos que asistir a la oficina para trabajar?

Una de las principales medidas que debemos tomar al momento de salir hacia el trabajo, ya sea a una oficina o a la fábrica, es la de portar un cubrebocas. No solo para prevenir el contagio (si es que tenemos un cuadro gripal o somos asintomáticos) con gotas de saliva a quienes se encuentren cerca de nosotros, a los objetos o superficies que se encuentren alrededor, sino también para evitar respirar el virus.

Otra de las medidas básicas es realizar una limpieza de la suela de los zapatos con una mezcla de agua y cloro. Asimismo, evitar,  en la medida de lo posible, llevarse las manos a la cara para no tocar ojos, nariz ni boca. Y respetar la etiqueta al toser y/o estornudar (usar el antebrazo).

He ahí la importancia de lavarse las manos de manera frecuente con suficiente agua y jabón durante por lo menos 20 segundos para eliminar los restos de grasa. Así se corta cualquier posibilidad de que el virus se propague entrando por contacto directo a las vías respiratorias o por los ojos.

También puedes desinfectarte las manos con una solución a base de alcohol etílico de por lo menos 70º. Algunas personas optan por comprar la presentación en gel. Otras eligen hacer su propio desinfectante pero es importante verificar que la mezcla a realizar viene de una fuente confiable para no realizar una solución que resulte peligrosa.

Ante la situación que se enfrentan los empleadores de garantizar un ambiente 100% seguro de trabajo tanto en sus oficinas como en el camino a ellas, el transporte empresarial se ha alineado a las medidas específicas que garantizan la protección sanitaria de sus usuarios. De ahí que la renta de vehículos, en comparación con el transporte público, sea más segura a la hora de contar con un medio de transporte para personal.

Aunado a las medidas de seguridad en el trabajo que deben seguir los protocolos de higiene básica, el transporte se inscribe como un rubro con una consideración muy seria de las medidas de restricción. Al mismo tiempo que debe garantizarle seguridad a sus usuarios, también debe hacerlo para sus trabajadores y que asistan a sus labores sin exponerse al contagio.

La gran diferencia en su mayoría entre un transporte empresarial privado y uno público reside en la calidad del servicio, limpieza y seguridad, por lo que la renta de transporte de personal privado puede ser una alternativa que marque la diferencia al momento de proveer el servicio de traslado necesario a puestos de trabajo, sin exponerse al riesgo de contagio en el contexto de la pandemia actual que asola al mundo entero.

En Alamo Nuestras instalaciones pasan por un proceso de sanitización constante, dando especial atención a todas las superficies y objetos que estén en contacto con cualquier persona,  para disminuir la probabilidad de contagio, así como también nuestras unidades pasan por un detallado proceso de limpieza y desinfección al finalizar cada renta, y al momento de entregarte personalmente un auto (volante, palanca de velocidades, descansabrazos, manijas interiores y exteriores, etc) para que puedas acceder a una opción de movilidad segura, confiable y tener la garantía de que se respetan las medidas de higiene básicas que redundan en favor de preservar la salud de los usuarios ante la pandemia por Covid-19.

cta-alamo-renta-de-autos-planes-corporativos-1