¿Arrendamiento o compra de autos para negocio?

Arrendamiento de autos

Pareciera que el consejo más extendido en la actualidad es: plantar un árbol, escribir un libro y comprar un auto.  Hoy, más que nunca, es indispensable contar con vehículos para uso personal, así como también con autos para negocio.

El valor que un vehículo tiene para una compañía es innegable, lo que está en duda es si es preferible adquirir una unidad u optar por la renta de autos ejecutivos. Durante mucho tiempo, se ha pensado que comprar es mejor que rentar, pero los empresarios visionarios saben que toda regla tiene una excepción. Por eso buscan información oportuna sobre el tema, antes de tomar una decisión.

¿Por qué la renta de autos para empresas es la mejor opción?

La respuesta es sencilla: el costo a largo plazo, provoca que sea más rentable contratar los servicios de una agencia especializada en la renta de autos para empresas; en lugar de la compra de un vehículo.

El conocimiento es poder, por lo cual el personal directivo, encargado de tomar la decisión final sobre el uso del presupuesto y el control de las finanzas, debe conocer estos importantes datos:

  • Tenencia: De manera anual los ciudadanos deben pagar un impuesto al estado por la propiedad de su vehículo. Este impuesto se calcula a partir del año, el modelo, la marca, el precio final de la factura y el índice de depreciación del auto en cuestión.

En términos generales, la tenencia suele ser equivalente al tres por ciento del valor del modelo en el mercado.

  • Refrendo: Es un impuesto federal que se debe cubrir año tras año para la renovación de las placas. Sin olvidar, que una vez hecha la compra, se debe pagar una cantidad asignada por el gobierno por el concepto de placas nuevas.
  • Seguro de daños a terceros: Si el vehículo va a ser utilizado para viajes ejecutivos y, va a circular por carreteras federales, de manera obligatoria debe cubrir los gastos de protección.
  • Verificación vehicular: Al igual que sus homólogos, este costo tiene carácter anual. Su objetivo es el monitoreo del impacto ambiental.
  • Costo por mantenimiento: Por más reciente y vanguardista que pueda ser un vehículo, de igual forma corre el riesgo de sufrir alguna clase de avería. Sin mencionar, que un carro necesita mantenimiento continuo de tipo preventivo. Dentro de este ámbito se encuentra el cambio de aceite, limpieza de frenos, renovación de llantas, alineación, balanceo, afinación de la caja de velocidades y revisión constante del estado del motor y de las correas.
  • Costo por uso: Un vehículo propio conlleva gastos cotidianos. El costo de la gasolina es el más evidente, pero también, hay que señalar la limpieza, costo de estacionamiento e impuestos.
  • ISAN: Impuesto Sobre Automóviles Nuevos, se trata de un impuesto que debe pagarse al comprar un auto nuevo salido de agencia.
  • Depreciación: Es comúnmente conocido que un auto solo baja de precio una vez salido de la agencia y tras algunos años de uso, el venderlo requerirá aceptar que no se recibirá la misma cantidad que se invirtió en un principio.

¿Cuál es la mejor empresa de renta de autos ejecutivos?

La renta de autos ejecutivos resulta una mejor opción que la compra corporativa de un vehículo, es momento de buscar la mejor opción entre las múltiples empresas que ofrecen tal clase de servicios.

Una opción destacada es Alamo. Esta aseveración se sustenta en su buen historial en el mercado, en las reseñas positivas de sus clientes. Además de en las características que ofrecen sus servicios; incluyendo tarifas fijas y preferenciales de comisiones en el extranjero.

En Alamo contamos con cobertura en todo México y una amplia gama de unidades que se ajustan a las necesidades de cualquier empresa.

No hay que olvidar que el turismo empresarial se está volviendo una de las tendencias más fuertes en el mercado, por todos los beneficios laborales que provee. Los viajes ejecutivos ofrecen la oportunidad de conocer lugares nuevos, fomentar el cambio de ambiente laboral, romper la rutina y obtener una nueva perspectiva de los aspectos empresariales.

La clave del éxito empresarial es saber adaptarse a las condiciones existentes en el mercado. Tener uno o más vehículos, es una necesidad que todo corporativo puede cubrir de manera inteligente al optar por la renta, y así obtener los mayores beneficios; disminuyendo el costo de las responsabilidades.

La opción más adecuada es rentar un vehículo, la opción más sabía es apostar por la mejor empresa en autos para negocio. El mejor transporte, las mejores decisiones, construyen las mejores compañías.

Si buscas una empresa especializada en la renta de servicio de transporte que se adapte a tus necesidades de movilidad, no dudes en contactarnos, solo da click aquí y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

En Alamo somos expertos en brindar servicios de transporte para grandes, medianas y pequeñas empresas y estaremos encantados de asesorarte.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest