5 requisitos que una agencia de renta de autos ejecutivos debe cumplir

renta de autos ejecutivos

Muchas empresas en crecimiento necesitan un vehículo, y recurrir a una agencia de renta de autos resulta ser la opción más inteligente, segura y confiable. Con un contrato de arrendamiento vigente, esas empresas están facultadas para proveerte de un vehículo para salir a la carretera y satisfacer las necesidades de tus viajes ejecutivos y los de tus colaboradores, todo sin la costosa inversión de capital inicial y las complicaciones a largo plazo que vienen con la compra de un auto nuevo.

Sin embargo, a pesar de los muchos beneficios que tienen las empresas al contratar una renta de autos que satisfaga sus necesidades con una amplia variedad de modelos, un gasto promedio por el alquiler de auto y un gran servicio al cliente, existen ciertos temas en los que las oficinas de renta de autos no dan claridad al 100% de términos y condiciones en el contrato.

La mayoría de las agencias de renta de autos presentan los conceptos básicos del arrendamiento de automóviles como un medio para atraer consumidores; por fortuna la mayoría de lo que dicen es cierto y te darán no solo el tiempo que necesitas para analizar la situación, sino toda la información para que sepas perfectamente qué estás contratando. 

Requisitos que debes contemplar al elegir una agencia de renta de autos

  1. ¿Qué pasa una vez que termina tu contrato?

Aunque no es una regla, generalmente la renta de autos para empresas duran entre 2 y 3 años, aunque es posible que encuentres buenos acuerdos y negociaciones por tan solo 12 meses o hasta cinco años; todo dependerá de las necesidades de tu empresa, ya sea turismo de negocios, transporte de personal o logística.

Una vez finalizado el contrato, el futuro de tu relación con la agencia está en tus manos. Si la experiencia fue satisfactoria lo más común es que renueves el contrato de arrendamiento.

  1. Kilometraje anual estimado

Antes de firmar tu contrato de arrendamiento, necesitarás un kilometraje anual estimado para el uso del vehículo. Un contrato de arrendamiento en promedio llega a tener un límite anual de 20 mil kilómetros, sin embargo, si consideras que recorrerán más de esa distancia, vale la pena elegir un plan que se adecúe a esta necesidad, antes de pagar kilómetros extra que al final resultaron más caros, tu agencia de renta de autos debe poder ofrecerte esta opción.

  1. Pagos deducibles de impuestos

Así como le pides a tus colaboradores que facturen la totalidad del costo de sus viajes de negocios, tu agencia debe ser capaz de deducir el gasto que implica contratar automóviles. 

Para efectos de deducción fiscal, existen dos tipos de arrendamientos, según el tipo de contrato:

  • Si el contrato es de arrendamiento, puede deducir los pagos como renta.
  • Si el arrendamiento es un contrato de venta condicional, deberás depreciar el costo con el tiempo.

 

  1. Responsabilidad de los costos de mantenimiento

Lo que más te conviene, para evitar pérdidas de tiempo y de dinero, dado que tú no te dedicas a la renta de autos, es que tu agencia cubra los aspectos básicos como el servicio, el registro del vehículo, las llantas y el mantenimiento general.

Sin embargo, no debes olvidar que si alguno de tus colaboradores por cualquier circunstancia daña el automóvil, el costo de las reparaciones será algo que correrá por tu cuenta, lo que significa que un buen seguro es tan vital en la renta del auto, pregunta a la empresa de arrendamiento qué tipos de seguros tienen y cuál es la cobertura mínima, para que tanto tus colaboradores como terceros, estén siempre protegidos.

  1. Opciones de plazos

La agencia de renta de autos debe poder explicarte que los arrendamientos a corto plazo son más costosos que los arrendamientos a largo plazo, porque el valor residual disminuye más rápido en los primeros 24 meses. Negociar un contrato de arrendamiento más largo generalmente dará como resultado un pago mensual más bajo, pero decidir terminar un contrato de arrendamiento más largo antes de tiempo podría ser más costoso de lo que crees.

Lo ideal es que el plazo de un contrato de arrendamiento coincida con las necesidades de tu negocio. Si el automóvil de la empresa se maneja mucho y se intercambia regularmente, la mejor opción podría ser un arrendamiento a corto plazo.

Ahora que sabes qué tomar en cuenta, estás más que listo para acercarte y conocer los servicios de Alamo para resolver tus necesidades de renta de autos para tus viajes ejecutivos.

Solicita una cotización, da click aquí y comienza a optimizar los recursos de tu empresa de la mano de nuestros asesores.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest